Mujer y justicia

Javier Sicilia, ¿víctimas o sobrevivientes?

Javier Sicilia, ¿víctimas o sobrevivientes?
Recomendado por Andrea Saldaña Rivera

 Andrea Saldaña/Mujeresdehoy.mx/revistaelite.mx                                         Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma… ¡Yo no sé!

César Vallejo.

Javier Sicilia, ¿víctimas o sobrevivientes? No logré hacer la pregunta ayer en la presentación de tu libro. Hay pérdida, duelo y rabia en tu obra: “El deshabitado”. La misma que vimos en los reclamos de justicia y paz del movimiento que encabeza desde 2011. Nació en México, en 1956, hizo estudios en las Facultades de Filosofía y Letras y en la de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Es un activista con una decena de reconocimientos  y premios de varios países por esta actividad. Como escritor y poeta obtuvo tres importantes distinciones:

  1. Por mejor argumento original en 1990 el Premio Ariel.
  2. De Literatura, el Premio Nacional  José Fuentes Mares, y
  3. El  Premio Nacional de Poesía de Aguascalientes en 2009.

Además de ensayista, novelista y periodista es colaborador de medios impresos como La Jornada y Proceso. Fue miembro fundador del Servicio Paz y Justicia (SERPAJ), movimiento latinoamericano promotor de la cultura de la paz y los derechos humanos. Básicamente esta promoción se realiza a través de la noviolencia activa. Fue coordinador de talleres literarios, guionista de cine y televisión. También fue jefe de redacción de la revista Poesía y miembro del consejo de redacción de Los Universitarios y Cartapacios. Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 1995. Profesor de literatura, estética y guionismo en la Universidad La Salle de Cuernavaca. Actualmente, funge como Secretario de Difusión Universitaria en la Universidad Autónoma de Morelos.

Javier Sicilia, ¿víctimas o sobrevivientes?

Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.(MPJD)

El golpe que Javier Sicilia y su familia recibieron en 2011 a raíz del asesinato de su hijo Juan Francisco y sus amigos, llevó al poeta no sólo a gritar su indignación y a denunciar el crimen. Después del asesinato de su hijo, abandona la poesía. Se compromete a encabezar el Movimiento por la Paz y Justicia Ciudadana que se volvió un grito nacional. En este movimiento ha reunido a miles de familias ¿víctimas o sobrevivientes? de la violencia del narcotráfico y de la guerra que el Gobierno emprendió para combatirlo. Sicilia ha señalado que el MPJD “… representa el dolor de todos los padres que hemos perdido a nuestros hijos. El dolor de los más desprotegidos y de las víctimas  negadas del gobierno. Somos el rostro del dolor de todo el país.” 

Fueron el dolor, la rabia, el duelo, el compromiso, la catarsis o todo ello lo que lo impulsó. Encabezó una vertiente de organización de familiares de víctimas pocas veces vista en el país.  “Las manifestaciones no se convocaron contra el Gobierno y sin embargo pocos gritaban contra los ‘narcos’…reconoció Sicilia “…es cierto y es grave, porque da más terreno a los narcos. Yo ya dije que estamos hasta la madre de los pinches criminales, de su mala entraña. Pero también de la corrupción, de la impunidad, de nuestros políticos, de su inferioridad mental...”es un pleito contra toda la clase política y la clase empresarial. Tenemos que dejar conflictos y rencillas. Ellos deben abandonar su falta de visión, su grilla pues..”. “Hay que retomar la gran tradición política que pone la vida del país en el centro de su mirada y de sus intereses“.

Javier Sicilia, ¿víctimas o sobrevivientes?

Estamos hasta la madre.

De ustedes, criminales, estamos hasta la madre, de su violencia, su pérdida de honorabilidad, su crueldad, su sinsentido. Antiguamente tenían códigos de honor. No eran tan crueles en sus ajustes de cuentas y no tocaban ni a los ciudadanos ni a sus familias. Ahora ya no distinguen. Su violencia ya no puede ser nombrada, ni siquiera el dolor y el sufrimiento que provocan tiene un nombre y un sentido. Han perdido incluso la dignidad para matar. Se han vuelto cobardes, asesinan a niños/as, mujeres, hombres y ancianos/as, es decir, inocentes. Estamos hasta la madre porque su violencia se ha vuelto infrahumana, no animal –los animales no hacen lo que ustedes. Su violencia es subhumana, demoniaca, imbécil.”

“Estamos hasta la madre” fue además de una de sus publicaciones, su lucha y la lucha de todos los mexicanos que claman justicia y paz. En ellas (obra y lucha) el poeta lastimado es más que verso, llanto y grito de rabia. Es un hombre de pensamiento profundo y reflexivo que se afana en describir su dolor, porque es el de todos.

Relata los pormenores de creación del movimiento, narra sus encuentros con Calderón y otros hombres del poder. Se percibe la crisis que a él, hombre de fe, lo despobló de sentido. El poeta convoca una vez más a Dios, como lo ha hecho en sus primeros versos. El libro, cierra con el poema los restos, que dedica a su hijo Juan Francisco, asesinado a finales de marzo de 2011. “Hoy, después de tantos crímenes, cuando el cuerpo destrozado de mi hijo y de sus amigos ha hecho movilizarse de nuevo a la ciudadanía y a los medios, debemos hablar …”

…uno se queda huérfano o viudo,

pero, ¿cuándo se pierde un hijo?

El deshabitado.

El libro “El deshabitado” es un relato de profunda consideración biográfica pero construido como una novela. Una novela de pérdida, duelo y rabia que pone sobre la mesa la ilusión de unos cuantos de cambiar el país con prácticas en claroscuros de la clase política. Hay experiencias tan brutales, “golpes como del odio de Dios“, que obligan a escribir sobre ellos. El sorpresivo e infame asesinato de mi hijo Juan Francisco y de sus seis amigos fue uno de esos golpes. Frente a él todas mis certezas y mi vida colapsaron.

El hombre que era quedó, junto con su familia, roto, mutilado, deshabitado. Con los restos de ese naufragio, al lado de un puñado de amigos que habían reaccionado al horror con toda la fuerza de su indignación y de su saber, fundamos un movimiento social y político. El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, recorrió México y los Estados Unidos. Puso en el centro de la conciencia social no sólo el sufrimiento de las víctimas y su reclamo de justicia y de paz. También ofreció una propuesta para hacerlas posibles.

Al poeta que es y sigue siendo le tenía una pregunta:  Javier Sicilia, ¿víctimas o sobrevivientes?, me parece el momento propicio ya que busca a través de la escritura reunir los fragmentos de su vida. Como todo proceso de catarsis espera rehacerse, entenderse y sanarse, si es posible. También espera comprender su significado en la lucha, que, reconoce con tristeza, aún no ha terminado.

Roja es la sangre y el dolor…

Numeralia estados/países.

De acuerdo a las estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y la Oficina de las Naciones Unidas para el Crimen Organizado (UNODC), el semanario británico The Economist publicó  con información del año 2012 un mapa y una tabla donde compara el número de homicidios en los estados de la República Mexicana con algunos países de África, Medio Oriente y Europa:

Chihuahua es el mayor con 2350 asesinatos comparado con Ucrania, luego en orden descendiente Guerrero con Guinea, Nuevo León presenta un número cercano en crímenes como Ruanda; Sinaloa con una cifra de asesinatos  comparado  con Madagascar;  Morelos con Nepal; Michoacán con Nicaragua; el Estado de México con Kazajistán; Zacatecas comparado con Israel. Los estados con menor tasa de homicidios eran: Yucatán, Tlaxcala, Aguascalientes, Baja California, Hidalgo, Querétaro y Campeche. San Luís Potosi, quedó en el lugar número 20 en orden descendente, presentaba la cantidad de 355 asesinatos, menor al reportado por el país con un número más cercano, España que fue de 390.

Ver liga:  http://aristeguinoticias.com/2411/mexico/the-economist-compara-cifras-de-asesinatos-en-mexico-con-paises-africanos/

Estadísticas estatales.

Los datos nacionales,  son proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía,una de las variables: Defunciones por homicidio en México según estados, muestra hasta el año 2015. Al desagregar por sexo podemos confirmar que entre el 10 y 15% son mujeres, aunque la variación por estado y por grupo de edad puede rebasar el 20% para el sexo femenino. Sabemos que los feminicidios se analizan por separado dadas las características de condición de violencia familiar, parentesco con el agresor y otras.

De acuerdo con el más reciente estudio mundial sobre el homicidio de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), publicado en 2014, cerca de 95% de los homicidas a nivel global son hombres. “Mientras que los hombres son asesinados por alguien que ni siquiera conocen, casi la mitad de todas las mujeres víctimas son asesinadas por las personas más cercanas a ellas”, señala un comunicado. Otro dato que aplica en nuestro país es que los homicidios cometidos en los espacios públicos son generalmente perpetrados por hombres contra hombres, mientras que en la esfera doméstica, en la mayoría de los casos las víctimas son mujeres, asesinadas por sus parejas, exparejas o familiares. Es cierto Javier Sicilia, lamento estar de acuerdo, esta lucha aún no ha terminado.

ver: http://www.inegi.org.mx/sistemas/olap/proyectos/bd/continuas/mortalidad/defuncioneshom.asp?s=est

Año 2015:  http://www.inegi.org.mx/lib/olap/consulta/general_ver4/MDXQueryDatos.asp?proy=

Resumen
Javier Sicilia, ¿víctimas o sobrevivientes?
Articulo
Javier Sicilia, ¿víctimas o sobrevivientes?
Descripcion
Javier Sicilia, ¿víctimas o sobrevivientes? pérdida, duelo y rabia en los reclamos de justicia y paz, pero con propuestas que pretenden hacerlos posibles.
Autor
Editor
Mujeres de Hoy
Logo editor

About the author

Andrea Saldaña Rivera