Mujer y justicia

ETN, la derrota de la indiferencia.

ETN, la derrota de la indiferencia,.
Recomendado por Andrea Saldaña Rivera

*ETN, la derrota de la indiferencia.

Pretendían ocultar que hubo una violación en el asalto del autobús.

La empresa Enlaces Terrestres Nacionales (ETN) minimizó los hechos ocurridos el pasado 7 de junio y ha ocultado información, señaló Rosa Margarita Ortiz Macías, quien fue víctima de una violación durante el asalto cuando apenas habían pasado la caseta de Tepoztlán, esta y otras afirmaciones sobre la empresa y los hechos que enfrentó han iniciado lo que ya se menciona como ETN,la derrota de la indiferencia.

Ortiz Macías quien abordó un autobús de la empresa ETN para trasladarse desde la CDMX a San Luis Potosí denunció los hechos mediante un video en el cual tenía huellas de la tortura a la que fue sometida esa noche.

En una entrevista con la comunicadora Adela Micha a través de Imagen Radio, la víctima sostuvo que (ETN) han estado ocultando todo lo más que puedan y planteó que aunque señalan que ya presentaron una denuncia, desconoce en que condiciones lo hicieron. Recalcó que en un principio la empresa ni siquiera reconoció que hubo una agresión sexual en su contra.

Rosa Margarita Ortiz Macías quien ha dado la cara de manera valiente en las redes sociales y posteriormente en los medios de comunicación, ha logrado que en ETN,la derrota de la indiferencia vaya por buen camino, ha insistido en que la violación ha sido minimizada, la acusan de estár mintiendo. “Yo no estoy mintiendo, pero ellos todo lo que dicen es mentira”, reiteró a la conductora de televisión y radio.

También reveló que cuando llegaron a la ciudad de Querétaro, bajaron a las y los pasajeros y los cambiaron de autobús: “exijo videos, ellos dicen que no tienen nada de seguridad, que es mentira que exista ese botón de emergencia satelital” y sostuvo que ETN le ofreció pagarle un psicólogo y medicinas, ofrecimiento que hicieron a través del esposo de Ortiz Macías.

Yo no le acepto su disculpa pública, yo quiero justicia, yo me voy a ir ante un juez”, dijo. “Me enfrento a una empresa que desmiente el maltrato a sus usuarios. Busco justicia no individualmente, sino para las mujeres en el transporte”.

 En un principio, añadió, pensó en no interponer una denuncia, se lo dijo incluso a los policías de caminos que subieron al autobús después del asalto, pero decidió hacerlo porque no quiere que esto vuelva a pasar, dijo la víctima cuyo caso está siendo atendido por los “grandes medios” que se publican en la capital del país.

About the author

Andrea Saldaña Rivera