Andrea Saldaña Mujeres escritoras

¿Conoces a alguien con discapacidad?

¿Conoces a alguien con discapacidad?
Recomendado por Andrea Saldaña Rivera

¿Conoces a alguien con discapacidad? La frase de la campaña lanzada por Katia D’Artigues me hizo evocar muchos momentos de mi vida profesional. Puedo decir que conocí y ayudé a varias personas con discapacidad. Lo hice en el servicio de rehabilitación del Centro de Salud, en el Consultorio del DIF y en algunos de sus hogares. También les apoyé en varios hospitales, en la Fundación Filantrópica Rotarios San Luís y otras Organizaciones no gubernamentales.

Toqué leve y brevemente su existencia dando algunos cuidados y orientación. Fueron horas, días o semanas con cada una/o. Tendría que aclarar que ellas/os, hicieron por mí algo más trascendente. Tocaron mi vida. Reemplazaron la visión reducida que se empeñaba en ver solamente sus limitaciones. Conmutaron el dolor y la desesperanza que sentía ante sus restricciones, por una fe ilimitada en sus capacidades y en su potencial.

Logré entender la pasión, el sentimiento, el erotismo y todas las manifestaciones humanas que vienen con su desarrollo. Aunque, también me tocó sentir en carne propia la impotencia y frustración de algunas/os. Seguramente sus familiares y las personas que les obstaculizaron, carecían de la fortaleza necesaria para dejarlos ser y hacer, para permitir su desarrollo o dejarlos partir. Así que la respuesta es afirmativa. Conozco a varias personas con discapacidad. Les respeto profundamente a ellas y a quienes les impulsan con su amor y su dedicación. Tu, ¿Conoces a alguien con discapacidad?

¿Conoces a alguien con discapacidad?

Dicen que los profesionales de salud tenemos una formación biologicista y tecnológica. Algo hay de cierto en esa afirmación. Es en la práctica donde podemos aprehender y aplicar el significado más profundo de las diversas capacidades del ser humano. Para ello tenemos que abrirnos a estas experiencias. Podemos aprehender la fortaleza de madres, padres, familiares, profesionales y activistas. Realizar con ellas/os un acompañamiento constructivo, positivo, igualitario.

Es altamente recomendable leer, conocer y acercarnos a esas miles de vidas de las personas que llamamos “con discapacidad”. Solo así podremos darnos cuenta de sus capacidades y de las que nos despiertan o fortalecen. No recuerdo haber cantado tan bien como cuando uní mi voz a una adolescente con síndrome de Down en el CREE de S. L. P.. Nada me animó más que la experiencia de ver a una persona invidente, quien luego de varios tropiezos, llegó  a la oficina de la Fundación, buscando trabajo.

El trabajo, no solo importa por los recursos que genera. Lo comprobé cuando una persona con daño neurológico y en silla de ruedas, insistía en trabajar. Su familia solventaba sus necesidades. Entre todas encontramos una microempresa familiar que ella podría dirigir a pesar de sus limitaciones físicas, neurológicas y fonéticas. Jamás olvidaré la alegría y esperanza en sus ojos al despedirse. Tampoco las lecciones de activistas, empleadas con sueldos más bajos que sus pares debido a su discapacidad.

¿Conoces a alguien con discapacidad?

Varias empresas nos ofrecían oportunidades de trabajo para personas con discapacidad auditiva. El ruido, era insoportable. Más tolerado por las personas con esta discapacidad. El universo de la discapacidad es amplio, su diversidad y posibilidades son impresionantes. Como personajes ejemplares  conocidos en todo el mundo podríamos citar a Hellen Keller  https://es.wikipedia.org/wiki/Helen_Keller  o a   Stephen_Hawking.   https://es.wikipedia.org/wiki/Stephen_Hawking

Dado que la discapacidad es multifactorial, no hay soluciones simplistas. Su atención no puede limitarse a dar becas con cantidades que no cubren necesidades tan desiguales como la génesis de su condición. Sabemos que en México más de 8 millones de personas tienen discapacidad. No se tiene aún una política clara para la esperada y prometida 4T. Me pregunto como contestarían los funcionarios de este gobierno a la pregunta ¿Conoces a alguien con discapacidad?

Aprendí que las personas con discapacidad tienen restricciones o libertades en nuestra sociedad. Depende del tipo de discapacidad, sus limitaciones, tratamiento y pronóstico, es cierto. También depende de la carencia o fortaleza de la infraestructura, del entorno amable o desafiante que encuentran en el lugar donde viven, del acceso a tecnologías y prótesis, de condicionantes sociales, físicas y emocionales.

¿Conoces a alguien con discapacidad?

Entendí, que no siempre quien desea hacer algo, puede hacerlo, o que, quien puede hacerlo, desea o no hacerlo. El poder depende de la evolución de su discapacidad, de sus prótesis, terapias, tratamientos, de un entorno habilitante y de una sociedad que les respete. Que reconozca potencialidades además de discapacidades. El desear hacer algo o el desear no hacerlo puede ser irracional. Se da en todos los seres humanos.  Desde un punto de vista filosófico, controversial por cierto porque, “para algunos, el deseo da sentido a la vida y es móvil de inspiración y productividad”.

Podríamos decir que la inspiración es de carácter espontáneo. Aunque hay actividades que pueden motivar, como el escuchar música. Ayuda el mantener un ambiente limpio y agradable en el hogar. Propiciar experiencias diversas a través de visitas a diferentes lugares, como jardines, museos, campos deportivos, edificios. Viajar a playas y otros sitios donde se esté en contacto con la naturaleza.

Conclusión.

Somos la sociedad quienes tenemos una gran discapacidad. Es nuestra  falta de habilidad para relacionarnos otra situación que tenemos que atender.Hoy podemos Certificarnos en el Estándar de competencia laboral que otorga la SEP a través del CONOCER. http://ECO 385 Prestación de servicios incluyentes para personas con discapacidad.   Para profesionales de la salud obliga la Norma Oficial Mexicana 015, de aplicación en instituciones públicas y privadas .

Más allá del marco legal vigente, de los derechos humanos y su exigencia a nivel internacional, de los tratados y compromisos internacionales, se encuentra la empatía de un gobierno y una sociedad que haga del cuidado una actividad humana. Actividad  que se define como una relación y un proceso. Su objetivo va más allá de la enfermedad. Según Jean Watson, destacada teórica internacional de la enfermería “el cuidado se manifiesta en la práctica interpersonal y tiene como finalidad promover la salud y el crecimiento de la persona“.

Básicamente, se necesita respeto, fomentar la autoestima, reconocer y procurar sus derechos humanos. Estos son tan necesarios como los víveres, medicinas, equipos, prótesis, terapias y atenciones. A veces, es bueno recordar las sencillas y sabias palabras “No solo de pan vive el hombre”.

 

#ConocesAAlguienConDiscapacidad

 

Resumen
¿Conoces a alguien con discapacidad?
Articulo
¿Conoces a alguien con discapacidad?
Descripcion
¿Conoces a alguien con discapacidad? La frase de la campaña lanzada por Katia D'Artigues me hizo evocar muchos momentos de mi vida profesional
Autor
Editor
mujeresdehoy.mx
Logo editor

About the author

Andrea Saldaña Rivera

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.