Andrea Saldaña Mujer y politica

Conclusión: hay de putas a putas.

Recomendado por Andrea Saldaña Rivera

Andrea Saldaña Rivera

Conclusión: hay de putas a putas. Memoria de mis putas tristes. La puta de Babilonia y La marcha de las putas. Una digresión sobre la Cumbre de Pederastia. Recordé con mi buen amigo el Dr. Alfredo Ramírez el libro de Gabriel García Márquez. Alabado y criticado, excepto en el manejo magistral de esa pluma. Por supuesto, nos referimos al que nombró Memoria de mis putas tristes.

No es lo mismo, estamos de acuerdo, que La puta de Babilonia. Una expresión del Apocalipsis para la Iglesia de Roma. Fernando Vallejo la usó para título de su libro. Fue publicado en el año 2007. En este libro, se describen los crímenes perpetrados en nombre de Cristo por su Iglesia. Inicia en el año 323 cuando, apoyada por el emperador Constantino, pasó de víctima a victimaria.

¿Cuales crímenes ? Desde mandar a la hoguera a quienes no estaban de acuerdo con sus opiniones o se oponían a su dominio. O acusarlos de herejía y robos hasta realizar abusos sexuales. Todos los crímenes. https://mujeresdehoy.mx/andrea-saldana/las-victimas-del-holocausto/Esto, gracias al poder mundial, temporal y espiritual del Papa en turno. Finaliza el recuento mencionando a Juan Pablo II. Reconoce que dedicó sus últimos años de pontificado a pedir perdón, por un centenar de crímenes.

Conclusión: hay de putas a putas.

Fernando Vallejo desenmascara una fe dogmática. Una fé que durante casi 1,700 años ha derramado la sangre de hombres, mujeres y animales. Todo ello invocando el nombre de Dios o de Cristo. Es una obra que desmitifica, cuestiona y devela la impunidad de la institución. Una institución que hoy, con el Papa Francisco, busca una reconciliación. Esperemos que, por fin, también un gran cambio. Estas palabras animaron la convocatoria a la Reunión Cumbre sobre pederastia que se lleva a cabo en el Vaticano.

Conclusión: hay de putas a putas.El Papa Francisco explicó su decisión de convocar a esta reunión. Pidió que se escuche el grito de quienes piden justicia. Propone “consultar con patriarcas, cardenales, arzobispos, obispos, y superiores religiosos”. Agregó su petición para  “Que el Espíritu Santo ayude a transformar este mal, en una oportunidad de responsabilidad y purificación“. Las víctimas de abusos se encuentran a la expectativa, exigen a la Iglesia Católica “hechos y no palabras”.

En la Reunión Cumbre se han escuchado los testimonios de varias víctimas. Al fin se escucha su voz . Se les había negado anteriormente. Fueron lecturas, testimonios  y videos. Se repetían frases como: “Ni mis padres, ni las autoridades eclesiásticas, oyeron mi llanto. ¿Por qué tampoco Dios lo escuchó?”

Conclusión: hay de putas a putas.

El Papa Francisco recordó la responsabilidad pastoral y eclesiástica”. Los asistentes, cerca de 190 obispos, cardenales , arzobispos, delegados de las conferencias episcopales, representantes feministas y víctimas de abusos sexuales. Los presentes entendieron la responsabilidad que recae sobre ellos.  El Papa espera que puedan “discutir juntos, de manera sinodal, sincera y profunda“. Asi mismo buscarán “como afrontar y prevenir este mal que aflige a la Iglesia y a la humanidad“.

Los participantes presenciaron cinco vídeos. Las víctimas fueron abusadas por parte del clero. Tales denuncias fueron ignoradas. En uno de ellos se relata cómo, desde los 15 años, siendo menor de edad una adolescente fue abusada. Luego, durante más de una década, mantuvo relaciones forzadas con ese sacerdote. Sus palabras fueron: “Estuve embarazada tres veces y las tres me hizo abortar. Simplemente, él no quería un preservativo, ni un método anticonceptivo. Tenía miedo de él y cada vez que me negaba a mantener relaciones, me pegaba“.

En otro testimonio, un sacerdote de 53 años, cuenta los abusos que sufrió por parte de un cura. Esto fue cuando él era adolescente. Agrega  cómo, años más tarde, siendo ya adulto, fue ignorado por el obispo y el nuncio a quienes contó su experiencia. Finaliza su relato diciendo “Yo quería que alguien me escuchara, que se supiera quién es ese hombre, ese sacerdote y lo que hace“.

Conclusión: hay de putas a putas.

Se denuncia encubrimiento y falta de empatía por parte de los superiores eclesiásticos. Estas se repiten en varios testimonios.  En otra revelación, la víctima explica cómo fue acosado sexualmente .  Fue “durante mucho tiempo, más de cien veces“.  Describe como esto le ha provocado “traumas y recuerdos“. Y sin embargo, sus llamadas de auxilio cayeron siempre en saco roto. “Todos, han encubierto prácticamente cada asunto, han encubierto a los autores”.

Se presentaron tres ponencias a cargo de varios arzobispos. De Luis Antonio Tagle, de Manila, Rubén Salazar, de Bogotá y Charles Scicluna, de Malta. Todos expertos en la lucha contra los abusos en la Iglesia. Analizaron los motivos que han llevado a la Iglesia a una de sus mayores crisis. Reconocen que esta es debida a los casos de abusos que surgen en todos los rincones del mundo. Señalaron “procedimientos inadecuados” para seleccionar los candidatos al sacerdocio. También insistieron en la  “insuficiente formación” humana y espiritual dentro de los seminarios.

Primera acción: la denuncia.

Fuera de los seminarios, se reconoció que la tendencia al encubrimiento de los casos. Se aduce que esta era: “para preservar el buen nombre de la Iglesia y evitar escándalos“. Sin embargo esto provocó “la falta de aplicación de las penas canónicas en vigor y la falta de tutela de la dignidad de cada persona“. Propusieron denunciar  cuando un sacerdote sea acusado de abuso sexual.

La denuncia se presenta ante el encargado de la diócesis o la orden religiosa. https://www.siguenza-guadalajara.org/images/publicaciones/protocolo-abusos-p.pdf   /  Además La denuncia debe respetar en todos los casos “los protocolos establecidos y las leyes civiles o nacionales“.   https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/306450/Protocolo_Prevenci_n_Abuso_Sexual_2017.pdf

Finalmente se enfatizó que  “Debe respetarse la competencia de las autoridades estatales”.  Añadió Sicluna que “Las leyes de información deben ser seguidas cuidadosamente”. Y que “un espíritu de colaboración, beneficiará tanto a la Iglesia, como a la sociedad en general“. Se insistió en la importancia de la formación del clero y de todas las personas que trabajan con menores.

Conclusión: hay de putas a putas.

Regresando a nuestra reflexión inicial y título de esta digresión: Conclusión: hay de putas a putas. Dejé para el final “La Marcha de las Putas”. Se conoce como SlutWalk en inglés. Una movilización iniciada en Canadá en el año 2011. Esta fue convertida en un movimiento de protesta internacional por las violaciones y agresiones sexuales contra las mujeres.

Recordemos que se inició en respuesta a los comentarios machistas de un policía canadiense. Este policía, en enero de 2011, dio una conferencia sobre seguridad civil en la Escuela de Leyes en Toronto. Dijo que las mujeres deberían evitar vestirse como “putas”, para no ser víctimas de “violencia sexual”.

Un grupo de mujeres canadienses reaccionó con indignación a estas palabras. Organizó la primera marcha. La denominaron «SlutWalk». Fue traducido al español como “Marcha de las Putas”. El objetivo: denunciar la violencia de género y la cultura que culpa a la víctima. Especialmente, en vez de acusar al agresor sexual. Moraleja: los delitos tienen un solo culpable: el violador o agresor. Conclusión: hay de putas, a putas. Da para esto… y mucho más.

Resumen
Conclusión: hay de putas a putas.
Articulo
Conclusión: hay de putas a putas.
Descripcion
Conclusión: hay de putas a putas. Memoria de mis putas tristes. La puta de Babilonia y La marcha de las putas. Una digresión sobre la Cumbre de Pederastia.
Autor
Editor
mujeresdehoy.mx
Logo editor

About the author

Andrea Saldaña Rivera