Andrea Saldaña Mujeres escritoras

Andrea Saldaña, narrativa y poesía

Andrea Saldaña, narrativa y poesía
Recomendado por Andrea Saldaña Rivera

Andrea Saldaña, narrativa y poesía mezclada en el cuento “Cada domingo”. En el texto busco conservar los rasgos de humanidad del personaje. Le dejo intactos sentimientos y actitudes. Permito que su buen humor se agudice porque ahora puede olvidarse de convencionalismos sociales. Así, la ingenuidad y hasta la comicidad se reconoce en varios párrafos. No existe la desesperanza. La nostalgia del personaje ante la ausencia, es visualizada como un proceso temporal. Las etapas de la crisis se suceden paulatinamente conforme avanza el texto. La ternura y un amor en su plena madurez afloran con una aceptación negociada. Algunos escritores han calificado como sorpresivo un final que, en este caso, seguramente algunas/os  ya lo intuían. Espero lo disfruten.

Cada domingo

“El alma es la memoria verdadera desde

donde te observo con un silencio

afín a mis recuerdos…”

 

Llegó a vivir en nuestra casa. Desde entonces me di cuenta que bajo su dulce apariencia escondía otro rostro. A mi no podía engañarme. Cuando él salía, ella volteaba mi retrato hacia la pared. Al referirse a mí lo hacía con sarcasmo. Dejó secar mis plantas a propósito. Envió mis cuadros preferidos al desván. Lo único que no pudo tocar fue nuestra recámara. Felipe no lo permitió.

De tarde en tarde, al regresar a casa, él entraba sigilosamente cuidando que ella no lo sorprendiera. Sin embargo, cada día que pasaba, sus visitas a nuestra recámara se hacían más cortas. Ella al llamarlo, cortaba bruscamente su permanencia. Empecé a aborrecerla y a hacerle cosas. Primero solo eran travesuras. Le subía la flama a la estufa para que se le quemaran los frijoles. Otras veces tiraba la ropa mojada para que tuviera que volver a lavarla. Pero ella no entendía y seguía sin respetarme.

 Muchas veces la escuché decir que yo lo tenía enyerbado, que aprendí brujerías con mi tía Lola.  Eso si me dolió. Apuntando cuidadosamente le aventé una maceta desde el balcón. Sólo conseguí asustarla. Otro día la empujé de la escalera con tan mala suerte que nada más se rompió una pierna. Lo peor, fue ver a mi Felipe atendiéndola y mimándola. Desde entonces, decidí que ya no voy a hacerle nada. Mi Felipe se adelgaza y se preocupa. Tengo que reconocerlo, ella guisa muy sabroso, lo atiende, lo hace reír y comer.

Total, él sigue yendo cada domingo a llevarme mis gardenias. Colgada la tristeza de sus párpados bajos, sin mirarme, sus pupilas se posan en las letras doradas de mi nombre, grabado en esa cruz, donde yace el silencio. Mientras sus pensamientos se pierden en busca de otros tiempos, hasta encontrarme.

 

Resumen
Articulo
Andrea Saldaña, narrativa y poesía
Descripcion
Andrea Saldaña, narrativa y poesía, un texto donde el hilo conductor, la ternura y un amor en su plena madurez afloran con una aceptación negociada.
Autor
Editor
Mujeres de Hoy
Logo editor

About the author

Andrea Saldaña Rivera